Noticias
martes, 23 de mayo de 2017
El Consejo de la Empresa Familiar de ASEMPAL toma el pulso a la realidad de la empresa familiar de Almería y sus retos de futuro
Ampliar foto. Abrir en una nueva ventana.

La Jornada, organizada por el Consejo de la Empresa Familiar de ASEMPAL y KPMG Abogados, para analizar los retos de las empresas familiares de Almería ha congregado hoy a un gran número de asistentes, que han tenido la oportunidad de conocer aspectos fundamentales para la gestión, el patrimonio y la transmisión en la empresa familiar.
Luis Escámez Martín, vicepresidente de Asempal y coordinador del Consejo de la Empresa Familiar ha sido el encargado de abrir la jornada resaltando el papel socio-económico de las empresas familiares en el tejido productivo de Almería, segunda provincia andaluza con mayor número de empresas familiares, (85%), y que además destacan por su rentabilidad financiera.

Por su parte, Fernando Marcos Gómez, socio de KPMG Abogados, presentó las conclusiones de la quinta edición del “Barómetro de la Empresa Familiar”, entre las que destacan la recuperación significativa de la confianza en la evolución de los negocios familiares, apoyada en los buenos resultados alcanzados en términos de facturación, empleo e internacionalización.

En el apartado de los desafíos, el Barómetro apunta al aumento de la competencia, la incertidumbre y la disminución de la rentabilidad. El documento también refleja que el gobierno corporativo, los planes de sucesión y el control de la compañía son los tres principales factores que garantizan el éxito de una empresa familiar, que no es ajena a la enorme transformación que se está viviendo en el ámbito digital.

Durante la jornada, también se han abordado aspectos prácticos en la organización y sucesión de la empresa familiar, en una ponencia impartida por Manuel González Cerralbo, senior manager de KPMG Abogados, en la que se ha analizado la incidencia en la misma de los distintos impuestos.

Los miembros del Consejo de la Empresa Familiar de Asempal han debatido los efectos que tendrá el llamado derecho de separación, que ha resucitado el

polémico artículo 348 bis de la Ley de Sociedades de Capital, en vigor desde el pasado 1 de enero, y por el que los socios minoritarios pueden dejar la empresa en caso de falta de distribución de dividendos. Una norma que ha creado confusión jurídica y que para las empresas familiares tienen una gran repercusión tanto en los modelos de gobierno como de gestión, como se ha reflejado en la ponencia a cargo de Carla Martínez de Ubago, senior manager de KPMG y de Augusto Llerena, asociado del departamento mercantil de la firma, quienes han destacado la importancia de una gestión preventiva para planificar los medios que eviten el conflicto.


Mandar un correo electronico Imprimir


 
 
© Copyright Aviso Legal